martes, 16 de diciembre de 2008

Crónicas desde España

Capítulo 8: Enfrentamientos parte I y II.



Parte I:

En esta ciudad que cada día se pone más a punto para esperar la navidad llenándose de alegría y colores por doquier, nos ha tocado vivir una sabrosa polémica que enfrenta las tradiciones Españolas con el embate del consumismo occidental. Para los españoles la navidad tiene un sentido realmente religioso, nunca habíamos visto un lugar en que pasaran tantas noticias sobre pesebres; que en tal ciudad se construyó el más grande, que el artesano de no se donde los fabrica con maderas nobles, que en Tenerife han armado pesebres en la arena de las playas, que la reina inauguró un pesebre real, etc. Uno entra al supermercado y se encuentra con la “sección pesebres” , va a las ferias y ahí están de todas formas y colores, demostrando que esta es una tradición que se encuentra muy arraigada. Como buena tradición, esto del pesebre y más allá de el, esto del fuerte trasfondo religioso tiene sus etapas que se respetan y siguen al pie de la letra; El niño Jesús lo colocan cuando nace y por supuesto los reyes magos en la fecha en que llegaron que es el seis de Enero y es ese día en que los Españoles tradicionalmente abren sus regalos y es esa tradición la que hemos notado que lucha de forma tenaz para mantenerse frente al tradicional viejo pascuero, que cuenta con tres enormes ventajas;
i)En primer lugar la enorme y descomunal propaganda que se le hace en la tv a través de las películas y los comerciales, cosa curiosa por que los reyes magos al parecer luchan desde la vereda de la tradición, con el pesebre y los abuelos defendiéndolos, pero no con el apoyo del mercado y los spots publicitarios (salvo contadas excepciones).
ii) En segundo lugar el viejo pascuero se vuelve fuerte con todo el merchandising que lo acompaña, me refiero a las figuras de el, que rellenan los centros comerciales y los estantes de las tiendas, algo en lo que los reyes magos también se ven disminuidos.
iii) El tercer factor es el que puede terminar sepultando a los reyes, es un problema técnico de fechas, ya que los escolares retoman las clases el 7 e Enero y los Reyes Magos llegan el seis, por lo tanto los niños solo tienen un día para jugar con sus juguetes nuevos, algo que los papás han notado, empezando a favorecer al viejo pascuero por que este les entrega 11 días más de juego a los niños.

Parte II:

La semana recién pasada, fuimos parte de otro enfrentamiento tradicional español, jugó el Real Madrid con el Barcelona y lo que sucedió durante toda la semana es un claro reflejo de lo futbolizado que está este país. Los canales de tv, durante la semana previa al partido terminaban las noticias antes, para dar las noticias del Barcelona v/s Real Madrid, el caso más dramático era el del canal seis que terminó durante toda la semana las noticias a las 8:30 (y no a las 9:30 como es lo que debería suceder) para dar paso al “especial del partido del siglo”, que duraba hasta las 10 de la noche. Después del clásico hemos tenido que escuchar durante todos los días los especiales y las réplicas a los sucedido, reportajes en que muestran como se vivió el partido del siglo en diferentes partes del mundo, que le pasó a cada uno de los jugadores durante el encuentro, de que forma esto afecta a las hinchadas, ¿continuarán los directores técnicos?, etc. En fin increíble pero cierto, yo por supuesto que lo disfruto por que el fútbol me gusta, pero también me doy cuenta que es agotador y que dentro de todo es un chicle para los ojos que lo único que te deja es la sensación de manejar más estadísticas futboleras que a la postre no sirven de mucho y que evaden a la gente de los temas que realmente son importntes. Los dejo con un video de uno de los grandes del fútbol chileno, que jugó uno estos clásicos he hizo historia en una tarde memorable.




Por último la crónica desde España de esta semana tiene que tener su comentario sibarita culinario y esta vez me remontaré a los tiempos de Peñaflor, en que para parar un asado uno iba al súper y escogía entre los cortes que ahí existían el más apetecible para tan noble evento. Me estoy torturando con estos recuerdos de mi pasado carnívoro, por que el recuerdo de mi primo Chany aparece entre ellos, dándome un dato que en su tiempo no fue tomado en cuenta por mi y que ahora, en este país de carnes y precios elevados cobra un especial valor. Al chany le gustaba en aquellas tardes de asados comer una carne en específico, un corte no muy popular y tampoco muy atractivo desde el punto de vista visual, ese corte despreciado por generaciones de asadores, recibe el nombre de entraña y es una carne que los españoles tampoco valoran, de bajo precio y exquisito sabor, comprobado por este par de Chilenos que se han deleitado con ella y que la recomiendan, porque su relación precio calidad es la mejor.
Para los que no lo saben la entraña es la parte del diafragma pegado a las costillas: una tira envuelta en robusta membrana bordeada por grasita. Ideal hacerla a la parrilla, bien jugosa (fuente www.solocarne.com)


AP y se me OLVIDABA, también Nevó esta semana en Madrid y aunque no fue mucho, la verdad es que !estuvo bonito!.


3 comentarios:

reinaldo dijo...

Hola mis estimados... siempre es interesante conocer las diferencias que existen entre distintos lugares que, al mismo tiempo, tienen tanto en común. Lo de la comida creo que es un corolario interesante porque recuerdo con mucha nostalgia nuestras sesiones donde nos "baldeabamos las tripas" antes de tomarnos un buen alcohol (y en su tiempo, fumarnos sus buenas cajetillas de cigarrillos), ademas de la convenida, necesitada, y anhelada conversación arregla-mundos. Espero que no esten pasando mucho frio, que aca en Chile nos estamos cocinando con una ola de calor que subio los termometros hasta en Coyhaique... y estan empezando las infecciones por vibrión, así que quiere decir que se nos esta calentando el agua y a tener cuidado con los mariscos mierd..! Les dejo un abrazo y nos vemos pronto lolitos... cuidense

Marcial dijo...

Es bueno recordar los goles de zamonano. Buen aporte.
Acá en Chile he comido entrañas en algun asado y es muy bueno.
un abrazo

Toño dijo...

Me han llegado comentarios que dicen que esta ha sido la crónica más fome de todas. Bueno, espero que se deba al fin de año nada más. :)